jueves, 9 de mayo de 2013

La Chambre Ardente (Julien Duvivier, 1962) TVRip VO+SE


La Chambre Ardente (1962)


Dirección
Julien Duvivier

Guión
Julien Duvivier
Charles Spaak
(basado en la novela de John Dickson Carr)

Fotografía
Roger Fellous

Género
Drama | Horror | Mystery | Thriller

Año de producción
1962

Reparto:
Nadja Tiller
Jean-Claude Brialy
Perrette Pradier
Edith Scob
Walter Giller
Frédéric Duvallès
Claude Rich

SINOPSIS

Reseña crítica: De acuerdo con la leyenda, hay una vieja maldición que se cierne sobre el castillo Desgrez. En el pasado, Marie D'Aubray, amante de uno de los ancestros de la familia, fue acusada de brujería y ejecutada en la hoguera. Antes de morir escribió una carta en la que maldijo a su amante y a todos sus descendientes. En la actualidad, Mathias Desgrez (Duvallès), viejo aficionado al estudio del ocultismo, convalesce de su enfermedad intestinal en el castillo junto a su enfermera Myra Schneider (Nadja Tiller). Mathias llama a sus sobrinos, Marc y Stefan (Jean-Claude Brialy y Claude Rich) para que pasen una temporada con él. Marc, tan interesado en la herencia como Stefan, acude al castillo acompañado por su esposa Lucie (Perrette Pradier). Al llegar se encuentran con un periodista, Michel Boissand (Walter Giller) y su esposa Marie (Edith Scob), descendiente directa de aquella Marie D'Aubray. Por la noche deciden dar algo de vida al sombrío castillo ofreciendo un baile de máscaras. En un momento el ama de llaves (Héléna Manson) observa a una invitada disfrazada que cree es Lucie, darle una bebida a Mathias. Al otro día, Mathias amanece muerto, aparentemente envenenado. La principal sospechosa, siendo esposa del beneficiario de la herencia, es Lucie aunque, teniendo en cuenta que estamos ante una adaptación de "The Burning Court" (1937) del especialista en misterios terroríficos John Dickson Carr, puede haber muchos secretos y tramas por ser reveladas. El maestro del cine Julien Duvivier, ya en el ocaso de su extensa carrera, se atreve a una desafiante novela, difícil de llevar a la pantalla. El resultado, que podrá no agradar a los puristas literarios por algunos cambios radicales en la adaptación, consiste en un trámite lento, dialogado y con un creciente interés que no se evidencia hasta pasado el primer tercio de metraje, que es el tiempo que se toma el meticuloso Duvivier en presentar a los varios personajes y motivaciones. Por momentos, el film se despega de la narración detectivesca del estilo "patriarca asesinado y herederos insatisfechos con el testamento" y roza el gran cine, con el pintoresco sepelio de Mathias, en cuyo testamento deja explicitada su exigencia de que todos los asistentes deben bailar vals al son de ciertas piezas musicales a ser ejecutadas por una agrupación de cuerdas, en la lúgubre "cámara ardiente" del chateau. También hay conexiones entre el misterio con explicación deductiva e incidentes lindantes con lo sobrenatural y quizás sea ese el auténtico objetivo del film, es decir, hasta que punto hechos racionales y perfectamente explicables no son consecuencia de la acción de fuerzas invisibles (como por ejemplo, una maldición o un alma en pena reencarnada). En el último cuarto de hora de metraje el director se aboca de lleno a esa compleja asignación, lográndolo en varias secuencias pero cediendo a un desenlace con resabio final ligeramente insatisfactorio, tal vez tan controversial como la novela original. [Cinefania.com].

Capturas

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Enlaces

http://depositfiles.org/files/ip5qmh4dl

Subs

http://depositfiles.org/files/xsk6451yf

No hay comentarios:

Publicar un comentario